lunes, diciembre 16

Luna felina


Siempre he pensado que hay un instante estúpido en el que el destino les permite al sol y a la luna mirarse y quererse, y por eso hay un instante en el que todo el mundo duerme y a la vez está consciente.

Supongo que es una forma bonita de creer en el amor.

Supongo que por otro lado es una forma de justificar que los polos opuestos se atraen y que los romances cortos son los más intensos.

Creo que soy capaz de enamorarme de las personas cuando me hacen sentir especial, soy capaz de querer a ciegas.

Es raro, porque la gente no entiende que a mí me haga feliz y la vez tan infeliz todo eso del amor.

Pero me encanta sentir las cosquillas al principio. Y la decepción del final siempre me enseña a comenzar de nuevo.

1 comentario:

  1. De toda experiencia se aprende...


    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar