lunes, diciembre 16

Luna felina


Siempre he pensado que hay un instante estúpido en el que el destino les permite al sol y a la luna mirarse y quererse, y por eso hay un instante en el que todo el mundo duerme y a la vez está consciente.

Supongo que es una forma bonita de creer en el amor.

Supongo que por otro lado es una forma de justificar que los polos opuestos se atraen y que los romances cortos son los más intensos.

Creo que soy capaz de enamorarme de las personas cuando me hacen sentir especial, soy capaz de querer a ciegas.

Es raro, porque la gente no entiende que a mí me haga feliz y la vez tan infeliz todo eso del amor.

Pero me encanta sentir las cosquillas al principio. Y la decepción del final siempre me enseña a comenzar de nuevo.

martes, octubre 29

Desap(e)recer

"Guantes. 
Mierda ¿Dónde he puesto los guantes?"
Frío de Octubre que en la boca sabía a Noviembre sola un año más. Frío que en el corazón sonaba a una canción triste de las que él solía tocar en la guitarra. Frío que se sentía en la piel como hielo y fuego.
Por eso los guantes. El corazón castigado. La boca cerrada. 
La cama aún caliente bajo la manta, el café a la mitad, la mirada perdida. Botas a juego y el pelo enredado. Guantes encontrados, más tarde, puestos.
"¿Y las llaves?" Nada en los bolsillos. Ni siquiera un par de ganas.
"Aquí" Puerta abierta. Puerta cerrada. Cerrojo echado.
Miras como si hubieras leído aquello de que "soy invisible". ¿Pena? ¿Curiosidad?
Miras como si pensases que hoy estoy bonita. Hablas como si fuera viernes, y es lunes.
"¿Qué buscas?"
<<Tus manos, quítate los guantes>>

miércoles, septiembre 4

muñeca.

Ella era una zorra. De las que son listas y engatusan caballeros, de las que saben como tener a un hombre en la palma de la mano, no de las que van enseñando las intenciones y el encaje. Era una mala zorra, traumatizada de por vida, egoista, llena de problemas, llena de suposiciones. Y estaba convencida de que a sí misma no se elegiría. Que las zorras hacen infelices a los hombres de honor, que tratan mal, que exageran, viven en una película de acción, sexo, amor y drama.
Un día le dijeron "Podrías enamorar a cualquiera" y más tarde añadieron "Cualquiera que no sea un poeta. Son de tu calaña. Acabarías rota."
Se lo tomó como un juego, un reto, al fin y al cabo eso hacen las zorras: jugar.
Le encontró fumando bajo unos fuegos artificiales. Hacía calor.
"Escribo" Le dijo. "Eres bonita"
Hablaba con tranquilidad, como indiferente, como si el tiempo en él pasase más despacio.
Como una idiota cayó.
Como una idiota la rompió.
Y es que los poetas encuentran inspiración en el desastre, en el dolor.
"Ahora eres preciosa" susurró al final, mientras la veía llorando y suplicándole que se quedara una noche más.

lunes, agosto 26

Al final, ella y yo teníamos algo en común, solíamos hacerme daño.

"BUSCA EXCUSAS FÁCILES QUE HAY MILES, PERO ESPERO QUE MAÑANA CUANDO LLAMES Y PREGUNTES, LAS RECUERDES." Crema
-Que no quiera verte no es una estrategia, no estoy haciéndome la dura, no quiero verte. Porque puse mi vida patas arriba por ti, y tú me abandonaste porque estuve de mal humor una semana. No eres de fiar. No quiero verte. Eres una ególatra. No quiero verte. Estoy completamente segura de que si vuelves a mi vida me harás daño. Así que se acabó. No quiero verte. No es una artimaña, no es un berrinche, no te quiero en mi vida.- Anatomía de Grey

miércoles, agosto 7

Agosto.

Fue que el viento de Agosto lo remueve todo y saca de quicio. Fue esta incitación de la naturaleza a la locura lo que dió lugar a su historia.
Se sentó en el escritorio, era la primera vez, a lo largo del verano, que se atrevía a volver allí. Se encendió un cigarro, el vaso medio vacío formaba sombras en la mesa, la lámpara alumbraba el vaso. Se quitó el sujetador y los calcetines. Así sentía los pies desnudos y descalzo el corazón. Así, se sentía preparada para manchar el papel con sus dolorosas palabras. 
Anochecía y a través de una ventana se colaba el viento haciendo danzar a un caza-sueños. Aquel caza-sueños que ya no velaba los sueños de nadie, solo un montón de oscuras pesadillas. Una brisa más parecida a un suspiro hizo caer la ceniza. Ella la vió volar y aterrizar en su papel aún en blanco. Sopló, se secó una lágrima con el dedo anular y se miró en el cristal. 
En él se reconoció: más triste, más delgada y más consumida por la vida. Entonces se cuestionó cómo era posible que el amor convirtiese vidas vacías en almas completas.
Una nueva lágrima rodó por su mejilla, pero la dejó recorrer su piel hasta fundirse con ella. No lloraba por la pena que le suponía su vida hueca, lloraba por la impotencia de no poder cambiarla.
"Hay personas que están diseñadas para estar solas." Escribió en el papel.
De pronto, el viento de Agosto que todo lo remueve entró por la ventana con mucha fuerza, la que a ella le faltaba, y se llevó esa carta que jamás tendría un destino.
Se la llevó. Y ella se quedo mirándolo actuar como si aquel viento la atravesara por dentro y la volviera líquida. Se quedó sintiéndolo como si el viento la estuviera acariciando.
El vendaval se calmó. La energía dejó de fluir. El cigarro se apagaba lentamente tirado en el suelo. El vaso se había volcado en la mesa empapando sus manos. Hacía frío.
Susurró: "Quiero ser aire" y desapareció.

lunes, agosto 5

Sigo rota

Me siento descalza y pisando cristales. Que estoy sangrando y nadie me hace una cura en las heridas. Que nadie se queda esta noche a cuidarme. Que tengo los pies a juego con los ojos: húmedos y rojos por la puta soledad. Y no quiero contarte como tengo el corazón, que ya no sé donde está y se esconde dentro de mí. Que tengo metástasis de sentimientos kamikazes.
Quiero que lo cojas, te lo lleves, y con él los mapas de mis lunares, y mi sonrisa. Ya no los quiero para nada. Solo quiero no pensarme, no cuidarme. Explotar hasta asfixiarme.
Me duele respirar este aire vacío porque me recuerda que yo no podré estarlo.
Me duele no verme en los ojos de nadie. Me duele el humo en la garganta. Me duelo y ya no se como arrancarme.
Que te vayas antes. Que después ya ni siquiera seré yo.
¿Yo? Tú... quizás nadie.
Siempre queda eso: nadie.
Si me lees, quiero que sepas que todo se debe al abandono. A no haber sido del todo feliz nunca. A entregarme demasiado y acabar rota.
Y creo, que finalmente... Me abandonaré yo.
Y es que me sobran sentimientos. Quítame la angustia del cuello, las ganas de los labios y las palabras de la boca.
Quítame de mí, o acabaré por destruirme.

miércoles, julio 17

"Arrancarse la piel para poder respirar."

Después de haberse caído tantas veces, las hostias le dejaron de doler. Las lagrimas de princesa tornaron de cocodrilo y tuvo que buscar un rimmel anti-capullos que no dejase quemaduras en su piel.
Después de tantos errores, de las malas decisiones, ella decidió levantar barrera entre piel y corazón y cerró toda comunicación entre la mente y sus sentimientos.
Después del tiempo, cuando ya no sabia del desorden y de la locura, volvió a aparecer una bomba que la dejó completamente en ruinas.
Y es que aquel inesperado desconocido decidió desatarla de su cordura. Convertirla en magia y musa. Darle razones. 
Pero nada funciona con ella, el mecanismo se rompió. Nunca estaría hecha para alguien. Era un diseño único, una pieza de coleccionista que jamás sería colección. No encajaba con nada ya creado.
Ante esto, destruida, deteriorada y aplastada por el amor que nunca le satisfacía, volvió a casa descalza.

jueves, mayo 30

De perdidos al infierno.

Estamos a punto de caernos, de rompernos, de matarnos. Pero sigues acelerando porque el peligro da más vida al juego. Yo te pregunté que a dónde me llevabas, no respondiste. Dí por supuesto que nos iba a doler. ¿Y que más da?  La idea era sentir. No importaba el qué, el dónde o el cómo. Sentir algo, lo que fuera. Y allí, mientras los adultos no miraban, pusiste el corazón a máxima potencia. 

Y fue bebiéndome tus ojos sabor CocaCola cuando entendí que querías estrellarte conmigo. Yo decidí que contigo, lo que quería era estallarme en mil pedazos. Así que, me puse las RayBan como única protección, y apreté el botón rojo, sinónimo de "prohibido". Alguien que me explique cómo ni el viento nos frenaba. El suelo quería quemar, como si nosotros no estuviéramos ya en llamas...

Aceptado el reto. Tú, como el mejor contrincante. Yo, en contra de mantener el control.

miércoles, febrero 20

Femme Fatale

Soy una chica, me quejo continuamente de lo malos y capullos que son los hombres, de lo mal que lo hacen, de sus tropiezos, de los babosos y de los caballerosos, me quejo de vicio, tonteo con todos y luego no me quedo con ninguno. Pero claro, si me enamoro y no consigo lo que quiero, pobre princesa que llora y se le corre el rimmel.
Me vestiré con un vestido ajustado y tacones los viernes por la noche, pestañas kilométricas y los labios bien marcados. Para que no te pierdas si los buscas, para dejar mi marca.
Y te abriré la puerta en camisa y encaje, con el pelo de leona y el carmín descolocado. A punto de desabrocharte la bragueta y el corazón.
Si bailamos, serás mi presa, si follamos, tú el depredador. Haré como que he perdido el control, te creerás que me vuelves loca, porque sé que os encanta el poder, pero seguiré siendo la que manda.  
Coquetearemos, me tocaré el pelo y podré ojitos. Si eres un buen chico, te tendré en la recamara por si me aburro del sexo con el canalla. Y si eres un canalla no descansaré hasta que no te vuelvas tierno, y entonces te mandaré a paseo, porque ¿A quién le gustan los chicos buenos?
Si te enamoras, puerta, pero si dejas de estar detrás de mí, seré la más astuta de las zorras.
Soy una chica, no sé lo que quiero. Pero jugaré muy sucio hasta conseguirlo.

jueves, febrero 14

Magia. vol I

Una vez oí que 'quererse no podía estar mal'. Las palabras las entonaba una joven, muy guapa, de bucles rubios y ojos verdes. Se las decía al hombre del que estaba enamorada , quizá diez años mayor que ella, o quizá veinte. Estaban los dos mirándose a los ojos, él apoyado en el billar, ella de pie, acariciándole el pelo.
Se podía respirar la magia, se podían respirar las ganas y coger la tensión con las manos. No había mucha luz, un par de velas y alumbraba la farola a través de una ventana. Tampoco había ruidos, la luna se paró encima de ellos para poder sentir brevemente ese aire cargado de pasión, poder respirarlo. Y es que eran tan intensas sus miradas, que se paró el mundo. Que dejó de girar; que la pieza clave del universo eran ellos ahora. 
Todos aguantamos la respiración mientras uno se alimentaba del suspiro del otro. Saltaron chispas, y las estrellas, celosas de semejante escena, decidieron brillar intensamente, dejando el cielo más hermoso que nunca.
Se entrelazaron sus manos y, la magia, la pasión, hicieron de las suyas para que todo aquello acabara en beso. Y así fue, los labios de ella, locos, inconscientes, inocentes; los de él, llenos de dudas pero apasionados y enamorados... Fue un gran beso, un beso que puso en marcha el mundo de nuevo, el universo volvió a parecer lejano, la luna continuó su camino y las estrellas, conscientes de que nada igualaría aquel momento, decidieron solo escuchar y admirar tanta belleza como allí había.
Volvieron a mirarse a los ojos, mareados, alterados, con ganas de más y con miedo de dejar, algún día, de parar el mundo con sus besos.
'Lo tengo prohibido' dijo él. 'Funcionará' le susurró ella.

martes, enero 22

Llorar nunca es la mejor opción.

"Como caballero andante que eres, no te rindas. ARRIBA. Déjalos, no te entienden si te llaman loco. No superan la valentía de la espada y del caballo. No sienten el peso del yelmo en tus hombros. No miran las batallas crueles y de tristes finales con tus ojos. Ellos solo juzgan, hablan sin saber nada. Por eso tú, caballero, inteligente, hombre de honor donde los haya, DEMUÉSTRALES que nadie que manchó tu nombre sigue en pie. Tú eres más, eres gloria."