jueves, septiembre 27

Casi se puede oír su voz...

Y es que yo soy de las que no pueden dormir si hace frío. Que no aguanto el vacío en el pecho cuando algo bueno se acaba. Que a veces mezclo dulce con salado. Que nunca lloro cuando debo.

Pero bueno ¿Y qué? ¿Que más dá si soy desordenada, sarcástica o complicada? 
Puedo ser muchas más cosas. Cosas que te esperas. O que no..

Como las mañanas que la lluvia se hace con la calle y no te deja pasar. Como los besos que te roban. Como  miles de personas en la Puerta del Sol.
¿Quién va a detenerme?
Somos lo que somos, sin reglas, sin normas. Solo la cabeza bien alta, la mente abierta y el corazón enorme.

Tan grande el corazón que no me cabe. Tan fuerte, tan fiero.

Llámame loca. No te equivocarías. Pero tampoco entenderías el por qué.
Y porque no voy a rendirme ante nada, y porque no voy a dejar que me dañen... Soy de esas que no pueden dormir si hace frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario