domingo, septiembre 25

Ahora lo entiendo, yo no te perdí.

Me perdistes tú a mí.
Y gracias a todos tus NO DETALLES, a tus NO CARICIAS, a cada palabra que NO me decias. Gracias a que NO fuiste ni eres valiente, a que NO supiste valorarme, he decidido NO recordarte más.
Porque NO eres el chico del que yo me enamoré, y por tanto querido desconocido, ya NO te quiero.