miércoles, diciembre 7

i want to be forever young.

Hay demasiadas cosas que salieron mal. Cosas en tí, en mí, en nuestro tiempo. Aquellas que se estropeaban al segundo de vivirlas, o las que se veia venir que acabarian en desastre. Tus mentiras, es el mejor ejemplo; pero también estaba tu forma de no quererme aun queriendome, y tu forma de parecer sincero siempre. Aun que también hubo gritos y llantos inoportunos, de los cuales soy responsable yo, y llamadas sin sentido, y conversaciones a medias. El cincuenta por ciento era malisimo y el otro cincuenta demasiado bueno. Porque yo me conformaba con poco y tu me aguantabas las manias. Pero siempre quise más. Más de todo. Quería vivirlo a lo grande. ENORME. Porque así me sentía yo contigo. Y fíjate ahora. Despues de estar colgadísimos, solo nos queda que yo sea una pringada y tu un gilipollas. Porque por alguna razón no puede acabar de otra forma, es inevitable, como tú que siempre tienes hambre o como yo que siempre estoy gritando. Pero me encantaria poder descubrir la razon por la cual Emma no quiere que nadie se entere de que está loca por Adam. Si el es guapo, y simpatico, y la quiere tanto... Aun que me alegra saber que al final, al final de todo, ella también se enamora de el. 
Si hubiese más tiempo, todo podría acabar bien.

domingo, septiembre 25

Ahora lo entiendo, yo no te perdí.

Me perdistes tú a mí.
Y gracias a todos tus NO DETALLES, a tus NO CARICIAS, a cada palabra que NO me decias. Gracias a que NO fuiste ni eres valiente, a que NO supiste valorarme, he decidido NO recordarte más.
Porque NO eres el chico del que yo me enamoré, y por tanto querido desconocido, ya NO te quiero.

miércoles, agosto 24

Is the love designed to hate?

No volverás, aun que lo queramos los dos, aquí no volverás. No habrá ni un solo te quiero más, aun que yo quiera decirtelo por última vez. No me besarás ni te besaré, ni tendremos tiempo para mirarnos. Se acabarán esos sueños que yo tenía, y nunca volverás a acariciarme. Y aun que sea dificil, que lo es, y aun que llueva muchas veces antes de encontrarnos otra vez, no me arrepiento de nada, ni de las cosas que te dí, ni de las que ahora me llevo. Estamos destinados a seguir el camino por dos sitios opuestos, y yo, que se que perdemos los dos, que tal vez me quisiste, o tal vez solo te quise yo, o tal vez fue todo mentira. Y es que ahora estamos así porque en su momento no me di cuenta de que me mentías con cada palabra.

domingo, julio 3

No eres ellas.

Nadie va a venir a buscarte en alfombra voladora con un monito en el hombro para mostrarte un nuevo amanecer. Nadie va a sacarte a bailar en un baile de palacio con unos zapatitos de cristal. Nadie va a besarte para que despiertes de un sueño profundo. Nadie va a rescatarte en liana y a mostrarte la selva, ni va a quedarse contigo en la tierra pudiendo ser un Dios griego. Nadie va a  luchar contra su bando para conservar tu forma de vida. Tampoco van a enamorarse de tí aun que no tengas voz y a hacerte un castillo al lado del mar. No vas a enamorarte de un monstruo encantado que resulta ser un bello principe. Y definitivamente nadie va a quererte disfrazada de soldado.
Pero quizas haya un Aladin que luche por mostrarte su mundo. Un principe Encantador que te vaya a buscar cuando te hayas ido. Un Felipe que luche contra su miedo por ti. Un Tarzan que te quiera en su familia. Y quizas un Hercules que prefiera tu vida a su fuerza. Un John Smith que recorra contigo hasta el mas recondito lugar. Un Eric que se enamore de tus ojos. Una Bestia que cambie su estilo de vida por ti. Y tambien puede haber un Shang Li, que te quiera exactamente tal y como eres.
Porque si, tal vez tu no eres Jasmine, ni Cenicienta, ni Aurora, ni Jane, ni Megara, ni Pocahontas, ni Ariel, ni Bella, ni Mulan. Pero eres una princesa. Y te mereces un principe en tu vida.

miércoles, junio 8

cine

"—Pero, ¿cómo puedes vivir sola? Tú no eres feliz, ¿no?
—Por supuesto que no. Ser feliz es un coñazo.
—Pero, ¿no echas de menos tener a alguien?
—A alguien como quién.
—Como un novio.
—¿Para qué?
—Para que te proteja.
—Ya tengo una puerta blindada.
—Ya, pero estando así, ¿no te sientes un poco sola?
—Mi soledad y yo nos llevamos bien, no necesitamos que venga la soledad de otro y nos dé por saco.
—¿Y no te gusta que te digan que te quieren?
—Sí... Cuando te quiero significa "te quiero", no cuando significa "me perteneces", que es más o menos siempre." Tensión sexual no resuelta.